Aceptación

“… Y mi cuerpo avergonzado se volvió un galope moribundo”.  

Por: Stephania R. Gloria

| Lunes 12 de junio, 2022, Guadalajara, Jalisco.

| Tiempo de lectura: 2 min.

Primero me engendraste

y luego me expulsaste del paraíso.

Se me acabaron los amaneceres

ante el juicio de tu mirada.

Me envenené de secretos,

me oculté bajo mi carne

y mi cuerpo avergonzado

se volvió un galope moribundo.

Padre… a veces te recuerdo,

te vi amar a otros seres

antes que tu rostro se tornara aguacero.

Se te acabó el amor

entre su cerradura y sus hombros.

He mudado dentro de mí,

amo cuerpos que no esconden sus rayos.

Ahora tengo libertad en el corazón

y a tu pregunta te respondo perdonándote, padre.


Te podría interesar…


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s