Viagra y otros productos de inseguridad masculina

¿Qué motiva al 55% de los varones adultos mexicanos a preferir comprar una pastilla azul antes que ir al médico y señalar que algo no funciona bien?

Por: Daniela Mora.

| Lunes 2 de mayo, 2022,Ciudad de México.

| Tiempo de lectura: 7 min.

Photo by ANTONI SHKRABA on Pexels.com

La ha consumido el abuelo que asiste al médico por hipertensión arterial, la Fuerza Armada de Brasil que hizo una compra de aproximadamente 50 mil comprimidos, hasta los capos del narcotráfico mexicano como Ernesto Fonseca, son asiduos a la famosa «pastillita azul».

Su nombre comercial es Viagra y según datos de Ángel Odín Muñiz, médico general en el hospital Los Ángeles, comenzó a usarse como un tratamiento para la hipertensión arterial y la angina de pecho. Después el gremio de la salud en Estados Unidos notó una mejoría en las erecciones de los consumidores y, como todo en el país dueño del capitalismo, Pfizer la patentó. 

Al ingerir una pastilla azul comienza una vaso-dilatación de las arterias, esto permite que la circulación sanguínea mejore incluyendo la que se dirige al cuerpo cavernoso del pene. Una vez que llega a la zona, surge la erección del pene. El proceso es parecido a cuando abren el segundo carril en el tráfico de la ciudad y se libera el tránsito vial.

El 82% de hombres entre 18 y 40 años de edad y el 45% de 40 en adelante llegan a la erección sin el uso de fármacos, de acuerdo con datos de Laboratorios Alpharma. Es decir que conforme se va envejeciendo hay más probabilidad de tener disfunción eréctil, pero también los hombres jóvenes lo padecen y algunos factores para desarrollarlo según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) son la obesidad, tabaquismo, consumo de alcohol y un estilo de vida estresante. También afectan factores psicológicos como la depresión y ansiedad, pero en menor medida según la Revista de Toxicomanías.

Photo by Kindel Media on Pexels.com

Otro padecimiento sexual en los varones es la eyaculación precoz, según la revista Siempre un 30% de la población la padece. Algunas de sus causas pueden ser falta de experiencia sexual o niveles anormales en los neurotransmisores. En algunas ocasiones puede ir de la mano con la disfunción eréctil, «Algunas veces por miedo a no mantener la erección, eyaculan antes para que no se note» comenta el doctor Muñiz.


Te podría interesar…

Razones para NO celebrar con pirotecnia este 15 de septiembre

Históricamente la pirotecnia ha acompañado las celebraciones más representativas en México y el mundo, sin embargo, recientemente los efectos ambientales, salud y en los animales de compañía, son cuestionados por una sociedad más responsable. Por: Fernando Tapia-Aguirre | Jueves 15 de septiembre, 2022, Ciudad de México. | Tiempo de lectura: 5 min. Los fuegos pirotécnicos … Continúa leyendo Razones para NO celebrar con pirotecnia este 15 de septiembre


Tanto la eyaculación precoz como la disfunción eréctil han sido de las principales inseguridades de los varones en el ámbito sexual, pero hay que desmenuzar la problemática desde todos sus aspectos.

Como se expuso anteriormente ambas enfermedades tienen un origen biológico, y son igual de importantes como tener un problema de la vista o del sistema respiratorio, pero la diferencia está en que la sociedad generó un tabú entorno a la sexualidad.

Resulta que en la cultura mexicana  siempre hay formas alternas de mencionar las relaciones sexuales. Existe un lenguaje lleno de doble sentido, con tantas referencias al pene tales como: falo, verga, pajarito, pizarrón, entre otras, pero pocas veces se toca el tema de forma directa. 

Por ello puede resultar difícil que un hombre exponga sus problemas ante un médico, e incluso con su pareja, a veces llegando a responsabilizarla por “ya no excitarlo como antes”, provocando inseguridades en la otra persona.

Photo by Mikhail Nilov on Pexels.com

Los varones no sólo guardan silencio por tabú, también por querer guardar su “valor como hombre”, o más bien su masculinidad hegemónica que según Roberto Brannon, psicólogo norteamericano, debe ser «¡Fuerte como un roble! La masculinidad depende de permanecer calmado y confiable en una crisis, con las emociones bajo control. (…) Los muchachos no lloran». 

Muchos hombres no hablan de sus problemas sexuales porque no pueden mostrarse vulnerables, porque la sociedad se burlaría de su falta de «masculinidad», temen acercarse a un médico a hablar de sus dificultades, y prefieren asistir a tiendas sex shop para guardar silencio. 


Te podría interesar…


Y tal como dice el Instituto para el Desarrollo de Masculinidades Anti Hegemónicas: «En definitiva lo que subyace es la rigidez de la masculinidad hegemónica, el miedo a fallar, perder la erección o eyacular antes de lo esperado».

Es así como entrar en una tienda de juguetes sexuales se convierte en la solución, en donde una cápsula de viagra puede llegar hasta el precio de $190.00 pesos mexicanos, y para la eyaculación precoz se utilizan anillos que van desde los $100.00 pesos mexicanos. Algunos de los últimos tienen una bala vibradora que ayuda a la excitación de la pareja sexual al momento de la penetración y son de colores fosforescentes. Según una trabajadora de una Sex shop se colocan en la parte inferior del pene cerca de los testículos y ayudan a mantener la sangre en el falo, además de retener la erección. 

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

Del otro lado de la vitrina se observan clientes con ojos brillantes, dispuestos a realizar una inversión fuerte, y apuestan por soluciones. 

Pero no todo es «miel sobre hojuelas» el viagra a largo plazo puede producir efectos secundarios como  dolor de cabeza, adormecimiento de brazos y piernas, y sensibilidad a la luz. Mientras que el anillo si se usa por mucho tiempo podría producir muerte celular. 

“Me ha pasado mucho que vienen y dicen que es para un amigo, no saben lo que tienen y les pregunto si quieren mantener el pene recto o si quieren prolongar el tiempo de la eyaculación», comenta una trabajadora de una sex shop. 

En palabras de Rita Segato, escritora, activista y antropóloga feminista, que el mismo patriarcado afecta tanto a los hombres como a las mujeres. La prueba más fuerte es esta, la masculinidad hegemónica no les permite a los hombres fallar. Por ello es que se debe trabajar en las nuevas masculinidades, y esto implica mostrar que necesitan ayuda para desarrollar una sexualidad plena. 

Cabe recalcar lo importante que es atenderse con un médico general el cual es una profesional especializado para prevenir enfermedades, así como dar soluciones. Existen muchos tratamientos que ayudan a los hombres aceptar su cuerpo y mejorar su desempeño, su relación en pareja y aliviar la ansiedad.

La sexualidad se disfruta, se comparte, se habla, pero sobre todo se construye poco a poco con comprensión y sin miedo. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s