Sílabas de Dios | Poesía

Un poema que aborda cómo el ser mujer conlleva a atravesar por un sinfín de situaciones difíciles y violentas. De ahí la importancia de contar las unas con las otras y poder obtener lo que por derecho les corresponde.

Por: Stephania R. Gloria

| Miércoles 30 marzo, 2022, Guadalajara, Jalisco

| Tiempo de lectura: 1 min

Nos brota un rocío muy dulce de los ojos.

La luz del horizonte está herida, pero no nos incendia, nos promete.

Tengo las manos de mi madre y algún día brotarán flores de sus latidos.

Las tengo a ustedes. No cubrí sus oídos de pequeñas, más ahora acompaño su caminar.

Hay aves que caen de pecho y se alzan del pavimento, porque están hechas de sílabas de Dios y al fondo de la vida ese vuelo les corresponde.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s